Fondos de garantia parcial: asumimos algo de riesgo a cambio de obtener más rentabilidad

¿Qué son los fondos de garantía parcial?

A cambio de asumir un pequeño porcentaje de riesgo, que suele ser de un 5% del capital, podemos aumentar la rentabilidad de nuestros ahorros si la evolución de la parte variable es favorable.

Los fondos “de garantía parcial”, al igual que pasa con las mayoría de los fondos de inversión, no garantizan el capital invertido, pero en este tipo de fondos está garantizado un alto porcentaje del capital inicial,  normalmente cercano al 95%. Hay que añadir una posible rentabilidad varible que obtendremos en un periodo de garantía objetivo, y ligada a la evolución de un índice bursátil, acciones u otro tipos de activo.

fondogarantiaparcial_expertofinancieroA cambio de asumir el riesgo de capital, la rentabilidad obtenida puede ser mayor que en los fondos garantizados, ya que por ejemplo, en un garantizado de rendimiento variable, nos pueden dar el 50% de la evolución del EuroStoxx50 y en los fondos “de garantía parcial” un 65%.

Según la definición de la CNMV, la tipología de fondos “De Garantía Parcial” son los fondos “con objetivo concreto de rentabilidad a vencimiento, ligado a la evolución de instrumentos de renta variable, divisa o cualquier otro activo, para el que existe la garantía de un tercero y que asegura la recuperación de un porcentaje inferior al 100% de la inversión inicial. Además incluye toda aquella IIC con la garantía de un tercero que asegura la recuperación de un porcentaje inferior al 100% de la inversión inicial y realiza una gestión activa de una parte del patrimonio.”

 Ejemplo Fondos de Garantía Parcial

A 3 años y 3 meses, garantizan el 95% de la inversión inicial a más un 65% de la evolución del EuroStoxx50:

BANCO SANTANDER garantiza al fondo a vencimiento (2.11.16) limitar la pérdida del valor liquidativo al 5% del inicial (29.7.13) con la posibilidad de obtener un  rendimiento variable que será el 65% de la variación punto a punto, en caso de ser positiva,del índice Eurostoxx50 (Price)  entre el 29.7.13 y el 25.10.16.

Para hacernos una idea de las rentabilidades que podemos obtener en función de la evolución del EuroStoxx50

  • Si Eurostoxx50 baja un 30%, tendríamos un perdida total del 5%, la parte no garantizada, lo que supone una rentabilidad anual negativa del 1,3%.
  • Si el EuroStoxx50 sube un 10%, tendríamos una rentabilidad del 4%, que equivale a una TAE del 1,01%.
  • Si el EuroStoxx50 subiese un 30% en los 3 años y 3 meses del periodo de garantía, obtendríamos una rentabilidad en el fondo del 22%, equivalente a una rentabilidad anual del 5,2%.

Así es la publicidad de un fondo de garantía parcial:

fondos_garantia_parcial

 Comparativa fondos garantizados rendimiento variable y fondos garantia parcial

Si comparamos la rentabilidad que podemos obtener en un fondo de garantía parcial con un fondo garantizado de rendimiento variable que esté ligado a la evolución de un mismo índice bursátil, podremos tener una visión más clara de los pros y contras que supone, arriesgar ese 5% de nuestro capital inicial.

Por ejemplo, podemos comprar los fondos de garantia parcial de Banco Santander que hemos comentado, con un fondo garantizado ligado al EuroStoxx50, el BBVA OPORTUNIDAD EUROPA GARANTIZADO, que garantiza el 100% de la inversión inicial a 23 de julio de 2013,  a un plazo de 4 años y 11 meses. La rentabilidad a obtener es de hasta un 30% de la subida del índice Eurostoxx50, mientras que si arriesgamos un 5% de nuestra inversión el % que podemos obtener es del 65% de la evolución del índice a 3 años y 3 meses.

Viendo la evolución de los nuevos fondos de garantía parcial que se están comercializando, vemos que los % que podemos obtener de una posible subida bursátil están bajando. Por ejemplo, en un fondo similar de diciembre de 2012, el BANIF REVALORIZACIÓN EUROPA EURO II FI, a 3 años y 11 meses ofrecía el 85% de la subida del EuroStoxx50, y a julio del 2013 los nuevos fondos dan el 65%.

 Ventajas y desventajas de los fondos de garantía parcial

  • En estos fondos no tenemos asegurado el 100% de nuestra inversión inicial, sino que asumimos un cierto nivel de riesgo para poder obtener una mayor rentabilidad.
  • La garantía solo existe cuando se lanza al mercado el fondo de inversión, es decir, cuando se empieza a comercializar. Posteriormente, la evolución de las inversiones del fondo va determinando un valor liquidativo. Si entramos fuera del periodo inicial, además de no tener la garantía, nuestra la rentabilidad final dependerá del precio que haya en el momento de efectuar la suscripción del fondo y del precio de reembolso.
  • Se emiten por un importe determinado, por lo que una vez se ha suscrito todo el importe ya no se pueden comprar, salvo que otro inversor venda sus participaciones. En el caso que una emisión tenga éxito y se agote de forma anticipada, lo que suelen hacer las entidades financieras y las gestoras es lanzar otro fondo nuevo de características similares.
  • Son fondos de inversión con liquidez limitada o nula, es decir, no se pueden vender en cualquier momento, solo en las llamadas “ventanas de liquidez” en la que si que se puede reembolsar nuestras participaciones.  Si vendemos en estos peridodos no tenemos asegurada la rentabilidad  y en mucho casos, existe una comisión de reembolso (normalmente un 5%)

Consejos de expertofinanciero.es

Los fondos de garantía parcial no son adecuados para inversores que prevean retirar su dinero en un plazo inferior al periodo de garantía y solo si entramos en el fondo en el periodo inicial de su comercialización. Solo debemos entrar en el momento inicial de la comercialización del fondo, solo una parte los ahorros disponibles y que sepamos que no los vamos a necesitar durante todo el periodo de garantía.

Hay que estudiar bien todas las condiciones del fondo en el que queremos invertir, que se recogen en el folleto simplificado, que desde julio 2013 se denomina DFI (Datos Fundamentales para el inversor)

Entre los datos que hay que analizar del Folleto/DFI está:

  • Que % de riesgo estamos asumiendo y qué % de la subida bursátil vamos a obtener.
  • Si nuestra rentabilidad está limitada a un máximo o depende directamente de la evolución del índice o acciones a las que está ligado.
  • Sobre qué índice o valores se calcula la garantía
  • A qué plazo es la garantía
  • Cómo se hallan los valores liquidativos inicial y final

En el momento actual, en los que la rentabilidad de los depósitos están como  máximo en el 2,25% para plazos fijos superiores a dos años, puede ser un buen momento para plantearnos invertir en este tipo de fondos como alternativa a una parte del dinero que tengamos ahorrado en los depósitos. Siempre teniendo en cuenta las diferencias que tienen con los depósitos bancarios.

También hay que analizar otras posibilidades de inversión en fondos similares a los garantizados de rendimiento variable, pero con algunas diferencias tanto en plazos de inversión como en los riesgos que se asume. Tenemos los Fondos de Rendimiento Fijo (en los que conocemos la rentabilidad a obtener), los Garantizados de Rendimiento Variable, los Fondos de Gestión Pasiva (la rentabilidad es un objetivo, no está garantizada) y los Fondos de inversión con pago de rentas periódicas (en los que periódicamente recibimos un pago de forma similar al cobro de intereses de los depósitos).

Hay que comparar la potencial rentabilidad que podemos obtener en estos fondos no garantizados, con la rentabilidad que ofrecen las Letras y Bonos del Estado. En la web de Tesoro puede ver las últimas rentabilidades obtenidas. En julio 2013 la rentabilidad del Bono a 3 años ha sido del 2,76% y de los bonos a 5 añosdel 3,73%.

Más artículos sobre fondos de inversión: