Préstamos

Baja la denominación de “Préstamos” vamos a analizar los productos de financiación. Cuando no disponemos de la cantidad necesaria para adquirir un bien, un servicio o cuando tenemos que realizar un pago, y no tenemos dinero en efectivo, hemos de recurrir a la financiación ajena, es decir, nos endeudamos y pedimos dinero prestado.

En sí, el hecho de pedir dinero prestado no supone que se esté actuando de forma incorrecta, lo que no se debe hacer es sobreendeudarse (¿Os suena esta palabra?). A decir de los experto, el sobreendeudamiento es la base de la crisis financiera a la que estamos asistiendo.

Hay muchas diferencias entre los productos de financiación, así que intentaremos progresivamente explicar las peculiaridades de cada uno de ellos. Los principales que se incluyen son:

  • Préstamos personales
  • Créditos
  • Préstamos hipotecarios
  • Tarjetas de crédito (y débito)
  • Descubierto en cuenta corriente

Artículos sobre cómo endeudarse: préstamos, créditos, hipotecas…:

Se el primero en comentar en "Préstamos"

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.