Alternativas de ahorro: depósitos y fondos febrero 2014

Dada la actual coyuntura de los bajos tipos de interés que se están pagando por los depósitos, los ahorradores están buscando otras alternativas dónde invertir el dinero que tenemos en esos depósitos.

Hay que partir de la base que el producto muy rentable, a corto plazo y con una seguridad absoluta no existe, por lo que la elección del producto que nos pueda dar una mayor o menor rentabilidad va a depender del plazo al que necesitemos el dinero.

Como dicen Warren Buffett, en su libro “cómo hacerse rico”, el secreto para ir creando patrimonio es ahorrar y contar con el factor tiempo. Cuanto más tiempo dispongamos, más rentabilidad acumulada podemos obtener.

Puedes ver como rentabilizar más el dinero que tenemos en depósitos diversificando según cuando vayamos a necesitar el dinero en el artículo ¿Cómo obtener más rentabilidad por nuestros depósitos?

El efecto de la subida de precios en el valor real de nuestros depósitos

Si año a año vamos renovando los depósitos significa que ese dinero no los necesitamos a corto plazo, por lo que seguramente ir saltando de depósito en depósito, aunque sea del más rentable al más rentable en ese momento, no parece que sea la opción más aconsejable para rentabilizar nuestro dinero por el efecto de la subida de precios.bolsademadrid

La subida de precios, la inflación, año a año se va comiendo nuestros depósitos.

Si el IPC (índice de precios al consumo) está en el entorno del 2,5-3%, quiere decir que en 10 años, si tenemos un mismo capital estaremos perdiendo un 25-30% de su valor real.

Para rentabilizar nuestro dinero con el menor riesgo posible, es importante diversificarlo en plazos, es decir, en función de cuándo prevemos que vayamos a necesitar los ahorros.

Dónde invertir el ahorro a corto plazo

Una parte de nuestros ahorros deben estar en liquidez como colchón de seguridad. 

Puede estar en cuentas remuneradas o en fondos monetarios cuya rentabilidad estará entre el 0 y el 2%. Con este importe, no vamos a superar la inflación, lo que sube la vida, pero es un capital que debemos tener para casos de emergencia y para no tener que deshacer nuestras inversiones a medio y largo plazo.

Puedes consultar las cuentas más rentables en el comparador de cuentas de iahorro.

Bankinter a través de su portal para ahorrar COINC ofrece una cuenta corriente remunerada al 1,75% T.A.E con un máximo de 35.000 € y, Banco Mediolanum ofrece dos tipos de cuentas remuneradas, la Cuenta Única, cuya rentabilidad durante los primeros 6 meses es del 2 % hasta 30.000 euros y la Cuenta Freedom, que ofrece un 2,50% TAE desde 15.000 euros y hasta 1 millón de euros.

Bankinter también está en campaña para captar nóminas y ofrece una rentabilidad en cuenta corriente del 5%  por los primeros 5.000 euros, si se domicilia la nómina, recibos y se contrata la tarjeta.

Depositos más rentables:

Los depósitos a plazo de un año, o más bien a 13 meses, están rentando en el entorno del 1,5-2%, con lo que en la actualidad, ahorrando en depósitos no llegamos a cubrir el efecto negativo de la subida de precios a medio plazo.

En la web Banco de España, en su Portal del Cliente Bancario hay unos simuladores para calcular los rendimientos que nos dan los depósitos bancarios. Es importante convertir los tipos de interés de los depósitos a números, a euros, para ver si nos tiene en cuenta cambiar o no de banco, teniendo solo en cuenta el diferencial del tipo de interés en los depósitos. Como podemos ver, para un depósito de 10.000 euros a 13 meses, la diferencia entre un depósito al 2% y otro al 1,75% es cobrar 216 euros en un caso y 189 en el otro, por lo tanto supone 27 euros brutos al año.

Algunas entidades están ofreciendo más rentabilidad a sus clientes en depósitos vinculados a la contratación de otros productos, es decir, si paralelamente se invierte en otro tipo de productos, como fondos de inversión. En estos caso la rentabilidad del depósito puede alcanzar el 2,75%.

Inversión directa en renta fija del Estado:

Si invertimos directamente en letras del tesoro a menos de un año,  la rentabilidad tampoco compensa la subida de precios. Estas son las rentabilidades que han dado en las subastas de  febrero 2014:

Letras a 3 meses 0,343%, Letras a 6 meses 0,51% Letras a 9 meses 0,655% , Letras a 12 meses 0,726%

Fondos monetarios:

Otra alternativa que tenemos para invertir el dinero que tenemos en depósitos, es colocarlo en fondos de inversión monetarios o de renta fija a corto plazo. Estos fondos pueden dar una rentabilidad del 1,5-3%, con la ventaja que no hay que pagar impuestos hasta el momento en qué queramos recuperar nuestro dinero.

Puedes ver más información sobre el efecto de los impuestos en el ahorro de los depósitos en el artículo:¿Ahorrar en depósitos o fondos de inversión? Por impuestos, mejor los fondos

 

Ahorro a medio plazo

Para el dinero que podamos invertir a medio plazo de 3-6 años, se pueden obtener rentabilidades  de un 3 a un 6% anual en productos estructurados, fondos de rentabilidad objetivo o fondos garantizados, en los que asumiendo un mínimo riesgo las rentabilidades son superiores a los depósitos.

Nos puede ser como referencia los intereses que está dando el Tesoro público en febrero de 2014 para productos entre 2 y 5 años: Bonos a 2 años 1,903% , Bonos a 3 años 1,562%,  Bonos a 5 años 2,254

Productos estructurados o referenciados a acciones o índices

Son productos que pueden dar una rentabilidad entre el 2,75% y 5,5%, a plazos que oscilan entre 4 y 7 años. Puede ser combinación de fondo y depósito o estar bajo el paraguas de un seguro de ahorro.

Cada entidad financiera o aseguradora comercializa unos u otros, hay que analizar bien cada uno, ya que no es lo mismo si

  • La rentabilidad depende de la evolución de una acción o de un índice
  • La  rentabilidad depende de si un valor sube o de si no baja

Es importante antes de contratar un producto estructurado o referenciado, preguntar qué es lo mejor y lo peor que nos puede suceder, qué rentabilidad máxima y mínimo podemos obtener.

Fondos “casi” garantizados o de rentabilidad objetivo:

La mayoría de entidades ha cambiado su oferta y el lugar de comercializar fondos garantizados están lanzando fondos con garantía parcial o fondos de rentabilidad objetiva no garantizados  (Haciendo clic en sobre el tipo de fondos puedes ver más detalles de los mismos).

En estos fondos , a un plazo determinado, se puede obtener una rentabilidad mínima, pero que es una estimación, no está garantizada, y en algunos fondos adicionalmente una rentabilidad en función de la evolución de un índice bursátil o una acción

Una de las desventajas de estos fondos es que no tienen liquidez, estás obligado a mantenerlo durante los 3 o 5 años en los que se estable el periodo de cálculo de la rentabilidad.

fondosrentabilidadobjetivoPuedes ver un análisis de por qué los fondos de rentabilidad objetivo son los fondos más vendidos por la banca en los últimos meses en el artículo de El Confidencial  Fondos con rentabilidad objetivo: ¿qué son y por qué se los quiere vender su banco? 

Según información publicada en Cinco Días en  enero 2014, este tipo de fondos no garantizados ya suponen el 40% del mercado de nuevos fondos, pero en la noticia se indica que son fondos muy rentables para los bancos pero no tanto para los clientes: Los fondos de rentabilidad objetivo copan el 40% de la nueva inversión.

Ejemplos fondos rentabilidad objetivo, no garantizados:

Aquí hay tres ejemplos de fondos de garantía parcial o de rentabilidad estimada que están en periodo de comercialización en febrero y marzo 2014:

DWS Renta Plus 2019, de la gestora del Deutsche Bank: A un plazo de 5 años y 7 meses tiene una estimación de obtener una rentabilidad del 2,75% entre febrero 2014 y el vencimiento en 2019.

Santander Objetivo Rendimiento Europa II: Es un fondo a 4 años, de garantía parcial, ya que la pérdida estimada queda limitada al 5% de la inversión, y permite obtener una rentabilidad máxima del 60% de lo que suba el EuroSotxx50 en 4 años, desde marzo de 2014 a febrero de 2018.

Así según los ejemplos de la información legal del fondo , si el EuroStoxx50 sube un 7%, la rentabilidad final será negativa, – 0,20% anual, y si el índice sube un 40% en esos casi 4 años, la rentabilidad anual del fondo sería del 4,53%.

FonCaixa Valor Bolsa Euro 2 Fondo de objetivo de rentabilidad no garantizado, a un plazo de 5 años, Así la TAE mínima NO Garantizada es del 0 % y existe una posible revalorización, ya que el valor liquidativo se verá incrementado a vencimiento, en julio de 2019, con el 50% de la revalorización del EuroStoxx 50 desde marzo de 2014.

Como ejemplo en el folleto del fondo se indica que si el EuroStoxx50 sube  en los 5 años un 14,61%, la rentabilidad obtenida sería de un 1,32% anual.

¿Son una buena opción los fondos con rentabilidad estimada no garantizada?

Cada inversor debe decidir si esa posible “seguridad” o esa “rentabilidad no garantizada” compensa  a la renuncia a la rentabilidad absoluta que se puede obtener por invertir directamente en un fondo de inversión que inviertan directamente en el Eurostoxx 50, dado que la  rentabilidad obtenida sería mucho mayor en caso que subiesen los mercados en 4 o 5 años.

Posiblemente la mejor opción sea diversificar y dividir el dinero, una parte a corto plazo y la otra en una cartera de fondos, en el que el mayor o menor riesgo vendrá dado por el tiempo al que no necesitemos nuestros ahorros y por el  tipo de fondos que seleccionemos.

Inversión en fondos

Como hemos comentado, una parte del dinero que tenemos ahorrado en depósitos y que no vayamos a necesitar a corto plazo, también se puede invertir directamente en fondos de inversión mixtos, que invierten parte en renta fija y parte en renta variable, para intentar obtener a medio plazo rentabilidades medias superiores a los fondos garantizados o de rentabilidad objetivo.

Aquí tienes además una guía del funcionamiento de los fondos de inversión, publicada en la web de Finanzas para todos, de la CNMV y el Banco de España.

Ahorro a largo plazo: renta fija y renta variable

Dónde podemos obtener mayores rentabilidades es en el ahorro que podamos invertir a más largo plazo, invirtiendo también en fondos mixtos (de renta fija y renta variable) o en fondos de renta variable bien diversificados. En este caso, aunque los fondos de inversión son productos de inversión que tienen liquidez, lo ideal es invertir pensando en un horizonte temporal mínimo de unos 7 años.

Sobre los fondos de renta fija, hay que tener en cuenta que también tienen riesgo, y que renta fija no significa ni rentabilidad garantizada ni que el fondo no vaya a bajar, la renta fija al cotizar diariamente como las acciones fluctúa, puede bajar y subir. Puedes leer más sobre la renta fija en el artículo: “La inversión en Renta Fija no es fija, cotiza”.

Naturalmente el riesgo que estamos asumiendo es mayor que invirtiendo en depósitos, pero si la inversión la realizamos con un horizonte temporal de medio y largo plazo y para una parte de nuestros ahorros que no necesitemos a corto plazo, podemos obtener revalortizaciones superiores al IPC y obtener así rentabilizar nuestro ahorro e irlo aumentando.

Puedes ver las alzas que tuvieron lasbolsas en 2013 en el artículo: “La bolsa como alternativa de inversión. Evolución 2013”. Destacando que el año pasado los fondos de renta variable española obtuvieron una media del 17% de rentabilidad. Evidentemente es una cifra muy alta y que no nos debe llevar a engaños, hay que ponerla en perspectiva, la media de los últimos 3 años ha sido del 2,8% y de los últimos 10 años del 6,8%.

Puedes consultar estas rentabilidades en el informe que publica mensualmente Inverco la asociación de instituciones de inversión colectiva.

Para disminuir riesgos es más conveniente diversificar nuestras inversiones, y tener como mínimo dos o tres fondos de inversión en nuestra cartera.

Ahorro para la jubilación

Hay que irse planteando dedicar parte de los ahorros que tengamos en depósitos o, el ahorro periódico que vamos teniendo, a ir creando un patrimonio de cara a la jubilación. Hay que ver en su caso qué tipo de producto nos conviene más un plan de pensiones u otro tipo de productos más líquidos, como los PIAS (planes individualizado de ahorro sistemático) o planes de jubilación. Puede ver más información de estar alternativas en la página de finanzas para todos, del Banco de España y la CNMV, y en la sección Planificando la jubilación

Para el ahorro que destinemos a nuestra jubilación, si es a un plazo superior a los 10 años, debemos exigir como mínimo que la rentabilidad sea superior a la inflación prevista, es decir a lo que sube la vida, es decir, deberíamos superar este 3% de subida de precios anual.

En resumen, ¿Dónde invierto mi dinero?

En resumen, sí que hay alternativas para rentabilizar el dinero que tenemos en depósitos, pero es necesario diversificar y dividirlo en varios horizontes temporales, para intentar obtener la máxima rentabilidad en cada uno de ellos, minimizando los riesgos. Dentro de cada plazo hay que buscar los productos que son más adecuados para nosotros.

Vamos a tener que realizar una planificación financiera global y no solo pensar en qué banco dan el depósito más rentable este mes.

La actual coyuntura de bajos tipos de interés y el lanzamiento de productos con apariencia de depósitos que no lo son, hace cada vez más necesaria la presencia de un asesor financiero que nos acompañe en nuestras inversiones.

Quizás sea buen momento para plantearse contar con la opinión de un asesor en finanzas personales. Puedes leer más sobre este tema en el artículo: “En el 2014, pon un asesor financiero personal en tu vida” .

 

Aqui puedes ver los artículos más leídos en expertofinanciero.es