¿Dónde invertir en 2014?

¿Dónde invertir mis ahorros? Es la pregunta que se están haciendo la mayoría de los ahorradores ante los bajos intereses que están dando los depósitos bancarios y los fondos garantizados.

La respuesta no es fácil, ya que a nivel general, la evolución de los mercados va a depender de las decisiones que tome la Fed, el banco central norteamericano y a nivel particular  ¿Dónde invertir?  va a depender de la situación personal y financiera de cada ahorrador, ya que con la actual coyuntura si queremos obtener mayor rentabilidad deberemos aumentar el plazo de la inversión y minimizar así los riesgos de la misma.  Seguramente las inversiones llamadas “defensivas” van a sufrir más que las inversiones con “riesgo” que están en renta variable.

La renta variable en el 2014

La situación económica mundial, en la que los datos macroeconómicos van mejorando, hace que el 2014 se presente con buenas perspectivas para las bolsas mundiales. Alguno de los argumentos que apoyan ser positivos en renta variable son:

  • La economía real USA está en crecimiento, con aumentos de producto interior bruto acercándose al 2 % internanual.
  • La economía europea ya no resta a la economía mundial, al contrario de lo que ha pasado los últimos años.
  • Las economías emergentes siguen creciendo, aunque a tasas menores, y esto les ha penalizado en bolsa en 2013. Ya no forman un bloque homogéneo, por lo que hay que ser muy selectivos.
  • La economía japonesa está en crecimiento, por la expansión monetaria impulsada desde su gobierno y la fuerte bajada en la cotización del yen, lo que les hace más competitivos..
  • Se está produciendo una rotación de la inversión en renta fija hacia la renta variable, debido por un lado a los bajos tipos de interés de la deuda pública de las principales economías y por otro la velocidad de retirada de los estímulos a la economía de la Fed, el banco central americano.

Estas buenas perspectivas para la renta variable no hace que debamos invertir todos nuestros ahorros en fondos  de inversión de este tipo, ya que el riesgo que estaríamos asumiendo sería muy excesivo, por lo que la primera regla de oro de todo ahorrador-inversor es la de diversificar para disminuir riesgos.

Hay que recordar también que está totalmente desaconsejado,  invertir en renta variable con el dinero que vayamos a necesitar corto plazo.

La Renta Fija en el 2014

Fed_dondeinvertir2014La velocidad de la retirada de estímulos a la economía, el llamado “tapering”,  y  sus efectos sobre la renta fija y los fondos que invierten en renta fija, es la mayor incertidumbre a la hora de hacer previsiones para el 2014. En enero de 2014 se van a retirar los primeros estímulos: “la reserva federal inicia el tapering” y a pesar que las primeras reacciones de los mercados has sido positivas, hay que mantener la cautela.

Parece evidente que si la economía norteamericana sigue creciendo y su paro baja del 7% se retiran los estímulos. Estos estímulos son los que han facilitado la compra de bonos durante los últimos años y han impulsado al alza tanto el mercado de renta variable como de la renta fija.

Así, sin la liquidez de la Fed,  las nuevas emisiones se tendrán que hacer más caras, pagando mayores tasas de interés, provocando que las emisiones ya existentes bajen de precio, lo que hará que los fondos que tengan renta fija en sus carteras, sobre todo si tienen renta fija a largo plazo, puedan tener pérdidas. Puedes leer más sobre los efectos de una subida de tipos de interés en el precio de la renta fija, en el artículo: “La renta fija no es fija“.

Así, como hemos comentando al principio, es posible que en el 2014 las carteras llamadas “defensivas” sufran más que las inversiones con riesgos invertidas en renta variable.

A pesar de ello, una parte de nuestros ahorros los podemos tener en renta fija, pero hay que estar muy atentos al tipo de renta fija en los que invertimos. La deuda soberana, la que emiten los Estados, tiene una baja rentabilidad, por lo que para obtener mayor rendimiento debemos ir a la renta fija privada, por lo que para invertir en ella, tenemos que tener en cuenta el plazo en el que no vamos a necesitar nuestro dinero, que en este caso serían de unos 3 -4 años como mínimo y hay que analizar muy bien el tipo de renta fija:

  • Es aconsejable invertir en fondos de inversión que en sus carteras tengan comprados bonos cuyo vencimiento esté cercano, ya que les afectará menos la posible caída de precios de la renta fija
  • Otra opción será invertir en fondos que tengan bonos de baja calidad crediticia, es decir, que coticen con prima de riesgo alta, son los  High Yield, ya que sufren menos los efectos de subidas de tipos de interés pero a la vez tienen más riesgo. Naturalmente al aumentar el riesgo, deberemos invertir una parte de los ahorros que no vayamos a necesitar a corto plazo.

Conclusión: ¿Dónde invertir en el 2014?

La situación en el 2014 se presenta compleja, por lo que para intentar obtener mayores rentabilidades, lo primero que debemos hacer es separar la parte de nuestros ahorros que vamos a necesitar durante este año del dinero que podamos invertir a más largo plazo.

  • Con los ahorros que necesitemos a corto plazo, no nos va a quedar más remedio que olvidarnos de las rentabilidades que nos han estado dando los depósitos bancarios en los últimos años. Así lo  tendremos en cuentas, depósitos o fondos de inversión monetarios,  con rentabilidades bajas pero a cambio no tienen ningún tipo de riesgo. (Ver artículo: ” ¿Ahorrar en depósitos o fondos de inversión? Por impuestos, mejor los fondos“)
  • Es con el capital que no necesitamos a corto plazo, con el que vamos a poder intentar obtener mayores rentabilidades en productos de renta fija o variable. Es muy importante para minimizar riesgos, ajustar nuestras inversiones a plazos más largos y buscar el producto que más se adecúe a nuestra situación financiera y a nuestros objetivos.

 

Aquí puedes ver los artículos más leídos en expertofinanciero.es