La prima de riesgo

Prima_de_riesgo_expertofinanciero_esGráfico de la prima de riesgo en los países de la eurozona por Infobolsa: www.infobolsa.es/primas-riesgo.htm

Muchos son los indicadores económicos de los que oímos hablar a diario en los medios. Todos ellos tienen una importancia determinada a la hora de medir la situación económica y de evaluar la evolución futura de la economía. Sin embargo, desde que se desatara la actual crisis económica, hay un absoluto protagonista en el mercado en lo que a indicadores se refiere y éste no es otro que la prima de riesgo.

Pero ¿Qué es la prima de riesgo? ¿Qué significa que la prima de riesgo de nuestro país esté ahora entorno a los 300 puntos básicos (pb) o que haya llegado a superar los 600 pb, frente a los niveles inferiores a los 100 pb de algunos de nuestros socios europeos, como Francia? ¿Cómo tenemos que interpretar este dato?

Simplificando las cosas podemos decir que la prima de riesgo (también denominada en ocasiones “riesgo país”), es un indicador de la fiabilidad de un país en lo que se refiere a su capacidad para devolver la deuda. En la zona euro, la prima de riesgo se mide a través de la diferencia entre la rentabilidad del bono a 10 años en cada país miembro, frente al mismo dato de la economía alemana, que se considera la economía más fiable en lo que se refiere a su capacidad para devolver la deuda y, en ese sentido, es el referente en dicho entorno.

Sin entrar en consideraciones acerca de la idoneidad de esta definición, el indicador que nos ocupa trata de medir el riesgo de un país y, por ello, se presupone una buena medida de la situación económica del mismo. Sin embargo, esto último, es como mínimo, discutible.

Para entenderlo mejor, estamos diciendo que cuanto peor sea la situación económica de un país, más arriesgado será invertir en él (alta probabilidad de impago de la deuda) y por eso su bono a diez años tendrá un alto rendimiento frente al de economías más saneadas. Esta es la razón por la que, desde hace meses, desayunamos con este dato sobre la mesa.

Dicho de otra manera, la prima de riesgo puede interpretarse como la confianza de los inversores en la solidez de una economía. Sin embargo, como decíamos antes, considerar que este indicador, por sí solo (incluso aceptando que la forma en que está definido es correcta) es un buen test de la situación económica, es discutible. Solo hay que ver su evolución en nuestro país entre julio de 2012 (en que se superaron los 600pb) y su valor actual (entorno a los 300pb) para entender que, por sí solo, este indicador no es determinante a la hora de explicar la situación económica de un país. Basta echar un vistazo a las cifras actuales del PIB o el desempleo para corroborarlo.

En definitiva, la prima de riesgo es un indicador del riesgo que asume un inversor cuando decide comprar bonos a diez años de ese país. Por eso si sube, quiere decir que el potencial inversor obtendrá una mayor remuneración en su inversión (sube la rentabilidad del bono) porque también está asumiendo un mayor riesgo (de no recuperar su inversión). Y si baja ocurrirá justo todo lo contrario.

Pero no hay que olvidar que lo que mueve la cotización de los bonos es la probabilidad de impago (cuanto mayor es la probabilidad de impago, mayor es la rentabilidad del bono) y no la salud económica de un país. Por eso, la tradición, el peso de ciertas economías y otras variables predeterminadas, determinan el valor de un indicador (la prima de riesgo) que puede ser relevante, pero que por sí solo y de forma aislada no puede considerarse una buena medida de la situación económica de un país.