La inversión en Renta Fija no es fija, cotiza

cotización renta fija

(Actualizado mayo 2015)

Dada la actual coyuntura de los bajos tipos de interés que nos dan los depósitos y la baja rentabilidad de los productos sin riesgo, cuándo preguntamos dónde invertir nuestro ahorros, una de las respuestas que vamos a tener es que para obtener más rentabilidad hay que asumir algo de riesgo.

La Renta Fija no es fija

Si acudimos a una oficina bancaría,  lo más habitual es que nos digan que el primer paso para invertir con algo de riesgo son los fondos de inversión, hay algunos que están garantizados o casi,  pero en la mayoría de los fondos de inversión no conocemos la rentabilidad que podemos obtener y tampoco tenemos garantizado el capital invertido.

Nos  van a indicar que podemos colocar parte de nuestros ahorros en fondos de inversión que invierten  todo o parte “Renta Fija” y al oír la palabra fija, damos por supuesto que no puede bajar, pero nada más lejos de la realidad, la Renta Fija no es Fija y puede tener rendimientos tanto positivos como negativos.

¿Qué es la Renta Fija?

Un activo de Renta Fija es un instrumento mediante el cual el emisor obtiene financiación y  el comprador del mismo adquiere unos derechos, que debe satisfacer el emisor de la deuda.

Los  valores de renta fija pueden ser emitidas por organismo públicos o privados.  Dentro de los públicos tendríamos la Deuda del Estado o autonómica (Letras, Bonos y Obligaciones) y la Renta Fija Privada: Pagarés de empresa, Bonos y Obligaciones, Obligaciones subordinadas o las Cédulas hipotecarias.

La característica principal de la renta fija es que su rentabilidad está fijada para toda la vida de la emisión, que se puede conocer a priori o estar ligada a la evolución de un indicador, como podría ser el Euribor.

Dos ejemplos:

Letras a 6 meses del Tesoro, se emiten al descuento, es decir el precio de emisión es inferior al que se recibe en el momento del fin del periodo: Letras a 6 meses,  se paga al inicio 980 euros y transcurridos 6 meses se reciben 1.000 euros.

Bono a 8 años de Telefónica, al 7,62% de 10.000 euros. Pagamos al inicio 10.000 euros y  anualmente Telefónica nos pagará el 7,6% de nuestra inversión. Al finalizar el periodo la compañía emisora del título, en este caso telefónica, nos devolverá la inversión inicial.

¿Tiene riesgo la Renta Fija?

La respuesta es clara SI, la Renta Fija tiene riesgo.

Hay diversos tipos de riesgo:

  •  Riesgo de impago. El riesgo de que la compañía o la entidad que lo emite pueda hacer frente al pago, tanto del rendimiento que ofrece como del capital invertido en el momento de la finalización del periodo
  •  Riesgo de liquidez. Que si queremos venderlo en algún momento antes del vencimiento no haya quién nos lo quiera comprar.
  • Riesgo de la evolución económica o de políticas económicas restrictivas.
  • ¿Riesgo de perder el capital? La Renta Fija se puede comprar en el momento inicial de la emisión o en un momento posterior, dado que cotiza, al igual que las acciones, en mercados organizados. Y cotiza a un determinado precio, que depende del riesgo de la compañía, de la inflación existente y sobre todo de la evolución de los tipos de interés.

Precio de un título de Renta Fija

Supongamos que compramos un título que se emite por 10.000 euros a 10 años, a un tipo de interés del  6%, cuando el tipo de interés del mercado, es del 4%. Nos pagan más interés por que estamos asumiendo más riesgo, estamos asumiendo los riesgos antes citados.

Si nosotros queremos mantener la inversión a 10 años, cada año recibiremos ese 6% de rendimiento, siempre que la compañía emisora pueda hacer frente a los pagos.

Pero ¿Qué pasa si queremos venderlo antes?

Los títulos de renta fija cotizan, a un precio que entre otros factores depende de la evolución que tengan los tipos de interés. Uno de los mayores riesgos que tiene la inversión en renta fija, es que suban los tipos de interés.

cotizacionRentaFijaSiguiendo con el ejemplo de nuestro título emitido al 6%. Si el tipo de interés del mercado sube al 5 o al 6%, las nuevas emisiones que se comercialicen, pagarán naturalmente más rendimiento, por ejemplo,  se emitirán a un 8%. Entonces, quién me va a comprar mi título por el mismo dinero que me costó, si paga ahora solo un 6%, cuando hay títulos similares en el mercado que dan el 8%. Para conseguir que mi título iguale esa rentabilidad, deberé bajar el precio de mi título, y en lugar de venderlo por 10.000 lo deberé vender un 2% más barato, para igualar la rentabilidad que se puede obtener en productos similares en el mercado.

De esta forma, por cada 100 euros invertidos ahora solo me van a pagar 98.  El inversor que lo adquiera ahora a 98 recibirá cada año el 6% del capital inicial (sobre 100) y a vencimiento recibirá los 100. Pero al poseedor en la actualidad le pagarán 98 por cada 100 euros invertidos, el precio al que cotiza ahora en el mercado.

En España el mercado organizado dónde cotiza la renta fija es AiAF.

Así cada día se cotiza y se pone precio a todos los títulos de renta fija que hay en el mercado, por lo que la valoración de un fondo de inversión que tiene letras, bonos, obligaciones… ajusta su precio, su valor liquidativo cada día y entrar en pérdidas.

En Mayo de 2015, tras años se fuertes subidas en la renta fija, provocadas por el fuerte descenso en los tipos de interés, los ahorradores han podido comprobar que la Renta Fija no es fija y que se puede perder dinero invirtiendo en fondos de renta fija o en fondos mixtos.

Hay un sinfínde artículos sobre renta fija en internet, un ejemplo es ésta de El Confidencial del 10 de mayo 2015:  “Cuidado con la renta fija! Muerde”

En ExpertoFinanciero hemos escrito un artículo guía sobre cómo se puede perder dinero invirtiendo en Renta Fija:

“Se puede perder en Renta Fija” (Mayo 2015)

 

 

Aquí puedes ver los artículos más leídos esta semana en expertofinanciero.es