¿QUÉ CONTRATAR: SIALP O CIALP?

Sialp o Cialp

¿En qué se diferencian los SIALP de los CIALP ?

Un inconveniente que tienen los ahorradores en España hoy es dónde invertir sus ahorros. En vista de la situación débil tanto en España como en el resto de Europa, la Unión Europea bajó los intereses hasta el punto que éstos fueran negativos, con lo cual, por una parte, era beneficioso; pero en este caso, para nada. Ha sido y continúa siendo una odisea encontrar productos financieros cuya inversión asegure unos intereses medianamente altos (como mínimo).

La reforma fiscal de Montoro que puede beneficiarte

En el año 2014 el ministro de hacienda, Cristóbal Montoro, aprobó una reforma fiscal la cual daba a conocer los Planes de Ahorro a largo plazo, en concreto, mediante la Ley 26/2014 con la que se modificaba la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). Estos planes de ahorro, se dividen en 2 productos, los cuales presentan unas peculiaridades fiscales, son las SIALP y las CIALP.

Características de SIALP y CIALP

El primer plan es el SIALP (Seguro Individual de Vida/Ahorro a Largo Plazo), el cual se contrata en una entidad aseguradora e incluye un seguro de vida; por otro lado, hay el CIALP (Cuenta Individual de Ahorro a Largo Plazo), cuya contratación se lleva a cabo en una entidad bancaria. Sin embargo, el SIALP al tratarse de un seguro, presenta otras condiciones de contratación al lado de las típicas en los otros seguros: el tomador, el beneficiario deben ser el mismo sujeto; no obstante, en el supuesto caso que el titular del SIALP falleciera, los herederos cobrarían el capital disponible y los intereses acumulados en ese momento. Es importante mencionar, que se puede tener un producto, pero no los dos.

¿Cuáles son sus ventajas?
Invertirt en SIALP O CIALPLa finalidad de la aprobación de estos planes de ahorro es que ofrecen unas ventajas fiscales: desde el 2015 quedan exentos de tributar el IRPF a condición que las aportaciones no superen los 5000€ ni la inversión se retire antes de los 5 años; ahora bien, en caso de rescate del capital antes del plazo marcado, se aplica la retención del 19%. Otra característica que comparten es que, en caso de rescate, tiene que ser total y no parcial como los otros depósitos bancarios. Cabe añadir que ambos tienen una renta fija, cosa que, significa que los intereses no son muy altos.

¿Riesgo en el CIALP?
En cuanto el riesgo de pérdidas, se encuentra en el CIALP visto que el cliente podría recuperar el 85% del dinero (la entidad está obligada a garantizar este porcentaje) ya que el otro 15% lo pueden invertir en activos de más riesgo como deuda y acciones.

Al llegar el momento del reembolso, el SIALP permite la reinversión del capital generado en otro seguro, así pues, incrementa el fondo invertido; en el CIALP, el beneficiario está obligado a cobrar el capital al final de los cinco años.
Mejor algo que nada

Seguramente sea mejor optar por uno de estos productos a no hacer trabajar el dinero o ingresarlo en un depósito dado los bajos intereses ( y la previsión de que continúen) y, además en estas opciones presentadas no suponen asumir ningún coste de mantenimiento. Ahora bien, si la persona tiene un perfil agresivo para invertir o desea superar la inflación, estos contratos no se adaptan a sus objetivos.

Y la conclusión es…
Pese a las restricciones y el interés bajo de ambos productos, conlleva un análisis previo para decidir cuál contratar. Cada persona debe elegir la opción que se adecue más a sus objetivos o necesidades. Posiblemente estos contratos financieros estén dirigidos a perfiles más conservadores, atendiendo las limitaciones y el tipo de renta que tiene marcado. Si la persona tiene una capacidad de ahorrar 5000€ y, cumplido el plazo, lo reinvierte con el fin que no compute en el Ministerio de Hacienda, debería contratar el SIALP; mientras en el supuesto del CIALP se enfoca más a un perfil que, transcurridos los cinco años, necesite el dinero acumulado.

¿Nos conviene un SIALP, un CIALP, u otro producto financiero?

A medio plazo tenemos que tener en cuenta que cualquier producto que no supere el IPC, lo que sube la vida, signfica que nuestros ahorros pierden valor, por lo que si la rentabilidad financiero-fiscal del los SIALP o CIALP no supera el 1,6% anual, significa que en el momento de retirar nuestros ahorros, ya sea a los 5 años o más tarde, el poder de compra de nuestro dinero, será inferior a lo que inviertimos inicialmente.

Cada persona en función de sus situación y objetivos, debe valorar si dentro de su planificación financiera se incluyen los SIALP u los CIALP, lo mejor es hacer un análisis de conjunto y no dejarse llevar por las ofertas puntuales que nos haga llegar nuestra entidad financiera.

Otras opciones para el dinero que actualmente tenemos en cuentas y depósitos son las siguentes:

Opciones para los depósitos al 0%

Fondos de rentas: Obtén un sueldo mensual con tus ahorros

 

Aquí también puedes ver los artículos más leídos esta semana en expertofinanciero.es

Se el primero en comentar en "¿QUÉ CONTRATAR: SIALP O CIALP?"

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.