Cómo invertir 1.000 euros al mes (ejemplo planes de ahorro)

Cómo invertir ahorro mensual

Juan y Maria nos enviaron una consulta a través de nuestro formulario de asesoramiento, para que les ayudásemos a invertir unos ahorro que ya tenían y sobre cómo ir invirtiendo unos 1.000 euros del ahorro mensual que van generando.

La planificación financiera de las familias tiene dos aspectos, por un lado cómo se invierte el dinero que se tiene ya ahorrado y por otra parte, cómo vamos a invertir el nuevo ahorro mensual que van generando.

Respecto a la primera parte, sobre dónde invertir los ahorros que ya tienen, puedes consultar la planificación que hicimos en el artículo: Cómo invertir 100.000 euros (ejemplo planificación).

Vamos a ver ahora qué hacer con el ahorro mensual

Cómo invertir 1.000 euros al mes

Análisis de la situación: En resumen la situación de la familia es: matrimonio de 43 y 40 años, hija de 7 años, viven en una vivienda de su propiedad con hipoteca, el tipo de revisión es euribor +0,6 les quedan 150.000 euros y se termina en 23 años. Pagan unos 800 euros al mes y están amortizando anualmente los 9.000 euros para deducirse de la renta. Ambos trabajan por cuenta ajena e ingresan al año 40.000 y 32.000 euros brutos. Entre ambos calculan que pueden ahorrar mensualmente unos 1.300 euros.

Hasta ahora una parte de estos ahorros mensuales los destinaban a una cuenta de ahorro, que ahora mismo les da el 0,1%. A lo largo de su vida han acumulado unos 100.000 euros que han ido pasando de depsósito a depósito.

Para estudiar cómo y dónde invertir su ahorro mensual, lo primero es ver si tienen o no un colchón de seguridad, por si surge alguna necesidad, en su caso, que tienen empleos estables y tienen nómina, seria la cantidad equivalente a sus gastos mensuales durante tres y seis meses. Ellos ya cuentan con ese colchón así que ya podemos pasar a distribuir el ahorro mensual.

Es importante determinar los objetivos de la familia, compuesta por dos adultos y su hija de 7 años. En las primeras reuniones determinamos de forma conjunta que los objetivos son:

  • Terminar de pagar la hipoteca
  • Ahorrar para su hija
  • Ver cómo quedará su situación cuando se jubilen y alternativas para ahorrar para el futuro.

De la cantidad que generan mensualmente, unos 1.300 euros, no hay que invertir todo el ahorro, sino que una parte van a ir destinados al corto plazo, para posibles gastos extras o para ir creando un colchón para hacer aportaciones adicionales a los planes de ahorro y aprovechar las oscilaciones de los mercados en el corto plazo. Destinamos a este fin 300 euros al mes.

Y la distribución de los 1.000 euros restantes ha sido la siguiente:

  • 200 plan de ahorro para la hipoteca
  • 150 crear hucha para su hija
  • Y 300 euros al mes, para crear una hucha de cara al futuro o complementar la pensión pública.
  • 50 euros al mes los reservamos para acumular un capital e ir haciendo aportaciones adicionales a los planes de ahorro cuando hayan oscilaciones en los mercados.

Plan de ahorro hipoteca

Como el tipo de interés que están pagando es euribor + 0,6%, si amortizan hipoteca de forma extraordinaria le están devolviendo al banco ahorros al 0,5% (euribor actual está en menos 0,1).

Siempre que la rentabilidad de nuestra inversión sea superior al interés que se paga de hipoteca, compensa que en lugar de amortizar hipotecas invirtamos nosotros ese dinero. Puedes leer más sobre estás dos opciones en nuestro artículo “Amortizar hipoteca o ahorrar e invertir para poder cancelarla antes”

Así que vamos a destinar 200 euros al mes a un plan de ahorro diversificado.

Ahora les queda por pagar de hipoteca 150.000 euros a 23 años, pues bien, si hacen un plan de ahorro de 200 euros al mes, que obtiene una rentabilidad media del 5%, en el año 15 la cantidad acumulada en el plan de ahorro (57.000) supera ya el importe de la hipoteca pendiente (56.000) con lo que si quisieran podrían cancelarla totalmente.

Plan de ahorro infantil

Hasta ahora destinaban 100 euros al mes a una cuenta infantil que les da solo un 0,1%, como a lo largo de estos años hemos visto que tienen capacidad de ahorro suficiente, vamos a poner en marcha un plan de ahorro de 150 euros al mes a 12 años, para irnos anticipando a los gastos para estudios que tendrá su hija cuando tenga 19 años.

Como orientación, si la rentabilidad media de este plan de ahorro de 150 euros al mes es de un 4,5%, a 12 años la hucha creada sería de unos 31.000 euros y si el plan durase 15 años el capital acumulado será de unos 40.000 euros.

La opción más común para ahorrar para los hijos son las cuentas bancarias para niños, pero que a fecha de hoy, no hay ninguna cuenta infantil que nos garantice que vamos a obtener más rentabildiad que el IPC, lo que sube la vida, asi que lo mejor es buscar otras opciones que sean más rentables:
“Dónde invertir ahorro para los hijos: Cuenta Ahorro Infantil y otras opciones”

Plan de ahorro futuro o jubilación

Una vez analizada la situación que se van a encontrar cuando se jubilen en función de la situación actual de la edad de jubilación y de cómo se calcula la pensión (ver análisis de la pensión y jubilación para los nacidos en 1974 y el cálculo pensión para los nacidos en 1977), vimos que según sus ingresos anuales no les compensa abrir un plan de pensiones y además como prefieren invertir en algún producto que puedan recuperar en cualquier momento, la opción que elegimos para ahorrar para la jubilación es hacer un plan de donde aportar cada mes 300 euros es en formato un PIAS (“Qué es un PIAS, ahorro para la jubilación”).

Como es un ahorro a largo plazo y va a ir destinando una cantidad mensual, lo mejor es que el ahorro vaya a fondos los más diversificado posibles, y a medida que se acerque el momento de recuperar el dinero o que cambien sus circunstancias, hacer los ajustes necesarios para no asumir riesgos.

Los planes de ahorro los hicimos hasta que Juan cumpla 70 y María 65 años. Así son a 27 y a 30 años. Para hacernos una idea de la hucha que podrían crear para mantener el nivel de vida cuando se jubilen, si la rentabilidad media fuese del 5,5% anual, aportando 300 euros al mes durante 27 años son unos 238.000 euros y a 30 años de unos 300.000 euros.

Como se puede ver por las cantidades acumuladas, con la misma aportación mensual de 300 euros, solo con empezar tres años antes, la cantidad acumulada pasa de 238.000 a 300.000. Un ejemplo muy claro de la ventaja de empezar cuanto antes a hacer un plan de ahorro, se puede leer en la web del Banco de España y la CNMV finanzas para todos: La mayor ventaja de la juventud: el tiempo para ahorrar.

Conclusión: qué hacer con el ahorro mensual

Como se puede ver en el ejemplo, lo importante es en función de la situación y objetivos de cada uno, realizar por un lado una planificación financiera que asegure que vamos a poder cumplir con nuestros objetivos, y por otro lado ir haciendo un seguimiento periódico, tanto de cómo van evolucionando las inversiones como de nuestra situación y objetivos , y en caso necesario ir realizando los ajustes necesarios en los planes de ahorro.

De forma totalmente gratuita y sin coste, podemos hacer un estudio de tu situación y analizar que planes de ahorro se pueden poner en marcha para que cumplas tus objetivos y tú sueños. Los puedes solicitar por email a consultas@expertofinanciero.es o rellenando nuestro formulario de asesoramiento: