«

»

Imprimir esta Entrada

Tus ahorros pueden darte más: pide un préstamo y mantenlos invertidos

¿Tienes dinero ahorrado o invertido y quieres destinar parte de ellos a la adquisición de un bien? No hace falta que te quedes sin ahorros, hay una opción que te permite mantener tus ahorros invertidos y poder comprarte lo que necesitas. Pedir un préstamo poniendo los fondos de inversión en garantía.

El destino puedes ser para comprar una vivienda, un negocio, un vehículo o cualquier otro destino.

¿Qué es pignorar, prestamos con garantía ahorros?

Se trata de pedir un préstamo personal poniendo como garantía tus ahorros, que pueden ser acciones, fondos de inversión  o cualquier producto de ahorro o inversión excepto los planes de pensiones.

Técnicamente esta operación se denomida préstamos con pignoración de fondos y un ejemplo es comprar una casa poniendo como aval el dinero invertido  fondo de inversión.

De esta forma mantienes la rentabilidad de la inversión, adquieres lo que necesites ya sea para ti o como inversión y pagas un interés inferior por el préstamo solicitas a la rentabilidad que obtienes por tu  dinero o por el destino de la inversión.

 ¿Qué cantidad se puede pedir poniendo tus ahorros en garantía?

Si tus ahorros están invertidos en fondos de inversión puedes solicitar hasta un 70% de la valoración actual de los fondos. Es decir, si los fondos valen unos 200.000 euros puedes solicitar hasta 140.000 euros, si tienes 500.000 euros la cuantía del préstamo puede llegar hasta 350.000 euros

 

 ¿A qué tipo de interés me van a dar el préstamo pignorando fondos de inversión?

prestamospignoradoEl tipo de interés depende del importe dejado como garantía, por ejemplo para unos fondos valorados en 50.000 euros sería al 4%, para 100.000 ó 250.000 euros al 2,75% y si los ahorros son de 500.000 euros el préstamo es al 2,5% de interés anual.

 ¿Qué coste tiene formalizar  el préstamo con garantía de fondos de inversión?

Es mucho más barato que firmar una hipoteca, este tipo de préstamos tiene una comisión de apertura del 1%  y hay que añadir un 3 por mil por la firma ante notario.

Por ejemplo para un préstamo de 200.000 euros al 2,75%, el coste total sería de 2.600 euros.

¿A qué puedo destinar el importe de este tipo de préstamo? Alternativa a pedir una hipoteca

En principio no hay destino prefijado sino que es libre, lo que ocurre es que al tener un coste no es rentable dejar el dinero en una cuenta al 0%, lo mejor es destinarlo a la compra de algún bien o realizar algún tipo de inversión.

Por un lado mantendríamos la rentabilidad de la inversión en fondos  y simultáneamente podemos:

  • Comprar una casa poniendo como aval un fondo de inversión. En este caso hay otra ventaja, este préstamo tiene unos gastos muy inferiores a los de la constitución de una hipoteca
  • Compra de vivienda u oficinas para alquilar. Es una alternativa a pedir una hipoteca al banco.
  • Compra vehículo. Los interés del préstamo son muy inferiores a los que ofrece cualquier financiera.
  • Puesta en marcha de un negocio.
  • Un caso especial sería la persona que no quiere vender sus fondos de inversión porque tiene pérdidas y pide un préstamo a la espera que recuperen valor.
  • El caso contrario al anterior: Si hemos tenido muchas plusvalías o beneficios en la inversión y no queremos pagar del 19 al 24% de las ganancias pero necesitamos dinero, podemos pedir un préstamo pignorando estos fondos de inversión.

Ejemplo real: Préstamo con garantía de fondos de inversión para comprar oficinas:

Persona que hace unos 5 ó 6 años invirtió unos 200.000 euros en dos carteras de fondos diversificadas en todo el mundo y de diversas gestoras, 100.000 en una cartera orientada a generar rentas periódicas y otros 100.000 en generar plusvalías a largo plazo. Esta persona ve que en los últimos 5 años sus ahorros han crecido en un 35% lo que invirtió en la cartera de fondos de generación rentas (6,5% media anual) y en un 65% la cartera de fondos a largo plazo (9% anual) , con lo que ahora mismo estas carteras están valoradas en unos 300.000 euros.

Se plantea ahora mismo invertir en inmuebles y quiere comprar una oficina por importe de 200.000 euros y alquilarla por 1.200 euros/mes, equivalente a unos rendimientos del 6%. La opción “tradicional” sería vender los fondos de inversión, por lo que debe pagar un tipo medio sobre los beneficios del 23%.

Pero como hemos visto en el artículo, existe la opción de poner en garantía estos fondos, para que sigan creciendo a medio y largo plazo, y pedir un préstamo personal por importe de 210.000 euros para destinarlos a la compra de la oficina. El préstamo a fecha de agosto 2016 se puede conseguir para 210.000 euros al 2,75% (y solo tiene como gastos el 1% de apertura y el 3 por 1000 de notaria).

De esta forma los 300.000 euros siguen invertidos en fondos de inversión, con los que espera obtener con ellos a medio plazo una rentabilidad media de un 6/7%, algo inferior a lo que le han rentado en los últimos 5/6 años -. Paralelamente se compra la oficina alquiladas con el préstamo en garantía  al 2,75%  y alquila la oficina obteniendo un rendimiento adicional del 6%.

Solicita un estudio de un préstamo pignorando fondos de inversión, poniendo en garantía tus ahorros, para que estos seguir trabajando.

En ExpertoFinanciero.es podemos analizar tu situación y en función del objetivo que tengas, ver qué alternativa es más conveniente para ti, si pedir una hipoteca,  una línea de crédito o pedir un prestamos pignorando tus fondos de inversión. Puedes explicarnos tu caso en nuestro formulario de asesoramiento.

Aquí tienes otros artículos relacionados con préstamos o hipotecas:

 

Aquí también puedes ver los artículos más leídos esta semana en expertofinanciero.es

 

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.expertofinanciero.es/la-mejor-cuenta-ahorro-ninos-no-es-una-cuenta/