Análisis técnico y análisis fundamental

actualidad experto financiero

Dentro de los analistas de renta variable pueden distinguirse dos grupos claramente diferenciados en función del tipo de análisis que utilizan, en concreto, análisis técnico y análisis fundamental. Cada uno de ellos, estudia el comportamiento de las sociedades cotizadas en bolsa desde un prisma completamente diferente. Vamos a ver, brevemente, cuáles son sus principales características.

Diferencias entre análisis técnico y fundamental

El análisis técnico se basa fundamentalmente en el uso de gráficos e indicadores que permiten determinar el mejor momento de compra o venta de un valor en función de cómo se espera que evolucione su precio. Las herramientas básicas de este tipo de análisis son matemáticas y estadísticas (a través de complejos indicadores). Dichas herramientas pretenden averiguar la tendencia, entendida como la dirección que siguen los precios en un momento dado.

Una variante de este tipo de análisis – con la que a veces se confunde – es el análisis chartista, cuyo nombre procede de la palabra chart (gráfico en inglés) y que utiliza estrictamente esta herramienta para observar el comportamiento de los valores, a través de las figuras que describen. El objetivo último de ambas corrientes es el mismo: descubrir la tendencia de los precios, para determinar en qué momento y a qué precio debemos comprar o vender un valor.

Análisis Técnico y Fundamental

Los elementos fundamentales que se utilizan para este análisis son: el precio, y el volumen de negociación, basándose en que la historia se repite y en que el mercado tiene toda la información necesaria. En este análisis es fundamental tener en cuenta que el pasado condiciona el comportamiento futuro a través de una misma pauta. Con todo, el análisis técnico ignora el entorno económico y las condiciones de las empresas bajo la premisa de que el mercado, se mueve sólo por la ley de la oferta y la demanda que, en sus habituales oscilaciones, ya recoge todo esto. Esta descripción nos permite advertir que la utilidad de este tipo de análisis se es recomendable en el corto plazo.

Por su parte, el análisis fundamental, valora las empresas cotizadas a partir de la información disponible en el mercado sobre las mismas, con el fin de determinar el valor real de la compañía. El objetivo final es el mismo: determinar cuándo y a qué precio (precio objetivo) comprar o vender un valor determinado.

Sin embargo las herramientas que utiliza este tipo de análisis son bien distintas: en esta corriente no se considera que el mercado “lo sabe todo”, sino que debe ser el analista quien incorpore toda la información disponible acerca de la empresa, el sector al que pertenece, el entorno macroeconómico dominante, etc., para establecer cuál es el valor real de la empresa y comparándolo con el de mercado, determinar si está sobrevalorada (señal de venta) o infravalorada (señal de compra). Se trata pues de anticiparse a la evolución del precio para invertir o desinvertir antes de llegar al precio objetivo.

Para realizar este análisis se utilizan ratios e indicadores que ayudan a determinar sus conclusiones sobre el estado financiero de la empresa: balance, cuenta de resultados, etc. En este caso, su uso es recomendable a medio y largo plazo.

Probablemente lo más óptimo sería tener en cuenta ambas corrientes a la hora de realizar un análisis de cualquier empresa. Sin embargo, éstas entran en conflicto claramente a la hora de determinar ciertos aspectos, por lo que el acercamiento parece imposible.

Asesoramiento ¿Cómo invertir nuestros ahorros?

El análisis técnico y fundamental es importante a la hora de seleccionar tanto los valores de inversión como el momento de entrar. No obstante, hay que tener en cuenta que la inversión en bolsa es adecuada a largo plazo y solo para un pequeña parte del total de nuestros ahorros. Lo mejor no es invertir todo en bolsa sino realizar una buena planificación financiera y diversificar nuestros ahorros en función de nuestros objetivos y circunstancias.

Si lo deseas puedes solicitar un estudio gratuito sobre qué combinación de productos es más adecuada en tu caso particular, en función de tu situación personal y financiera y de los objetivos que tengas.Puedes hacerlo a través de nuestro formulario de Contacto para asesoramiento financiero, sin ningún tipo de coste ni compromiso.

Aquí también puedes ver los artículos más leídos esta semana en expertofinanciero.es