Fondos garantizados de rendimiento variable

fondos garantizados de renta variable

Con la intención de captar el ahorro que está actualmente en depósitos bancarios, durante el 2013 están lanzándose al mercado numerosos fondos de inversión de la categoría Garantizados de rendimiento variable, en los que se garantiza la inversión inicial.

¿Qué son los Fondos Garantizados de Rendimiento Variable?

Según la definición de la CNMV, son fondos de inversión “Con la garantía de un tercero y que asegura la recuperación de la inversión inicial más una posible cantidad total o parcialmente vinculada a la evolución de instrumentos de renta variable, divisa o cualquier otro activo.”

Durante un periodo de tiempo definido, normalmente de 3 a 5 años, se garantiza el 100% de la inversión inicial y permite obtener además  un % de la revalorización de un índice bursátil, o de un conjunto de acciones. En algunas ocasiones, se garantiza el capital más un %, que  está en el entorno del  4% a 4-5años, con lo que la rentabilidad mínima sería del 0,75-1% anual.

Al garantizar el 100% de la inversión son una alternativa para los inversores más conservadores, que buscan opciones de inversión ante la baja en la rentabilidad de los depósitos bancarios.

fondos_garantizados_renta_variableUna de las diferencias que tienen este tipo de fondos con los fondos garantizados de rendimiento fijo, es que en los garantizados de rendimiento variable no conocemos a priori la rentabilidad que  vamos a obtener, ya que depende de la evolución del índice o valores a los que está ligado.

Estos fondos solo son indicados si se entra durante el periodo de comercialización inicial, ya que tienen fuertes comisiones tanto de suscripción como de reembolso si se quiere invertir  fuera del momento inicial o reembolsar antes de la finalización del periodo de garantía.  Estas comisiones suelen estar entre el 3 y 5%. En determinados fondos existen las llamadas “Ventanas de liquidez” en las que se pueden efectuar reembolsos sin comisión, pero en las que no se garantiza ni el capital inicial ni la rentabilidad a obtener.

Ejemplo Fondos Garantizados de Rendimiento Variable

BBVA OPORTUNIDAD EUROPA GARANTIZADO, FI

Garantiza el 100% de la inversión inicial a 23 de julio de 2013, y da la posibilidad de obtener hasta un 30% de la subida del índice Eurostoxx50 Price, entre el momento inicial y el final, el 25 de junio de 2018.  Lo que supone una rentabilidad anual que estará entre el 0%, recuperando la inversión inicial a los 5 años si el índice ha bajado años  y el 5,47% en el caso que en 5 años el Eurostoxx50 Price suba un 30% o más.

La rentabilidad máxima está limitada obtener a un 30% en los 5 años: En el folleto se indica que da “el 100% de la variación punto a punto (si es positiva) del Eurostoxx 50 Price (no recoge la rentabilidad por dividendo), con el límite del 30%”.

 

A diferencia del fondo anterior, vemos ahora dos fondos de inversión en los que no hay límite superior de obtención de rentabilidad, que va a  depender de la evolución del Ibex 35 durante el periodo de garantía.

A 3 años: UNICAJA BANCO garantiza al Fondo obtener el 31 de octubre de 2016 el 100% de la inversión inicial a fecha 6 de septiembre de 2013, más el 50% de la revalorización punto a punto del Ibex 35, entre estas dos fechas, por lo que el fondo es indicado para inversores que no necesiten el capital a 3 años. En caso que el IBEX 35 subiera en este periodo un 20,70 %, la rentabilidad anual que obtendríamos es de 3,18%

Importe analizar cómo se calcula el precio inicial y final. En este fondo:  “siendo valor inicial el precio medio diario del índice a 6.9.13 y valor final el precio medio diario a 25.10.16.”

A 4 años y medio: Banco de Sabadell, SA garantiza al Fondo el 100% del valor liquidativo de la participación el 29/07/2013 incrementado, en su caso, en el 50% de la revalorización punto a punto del IBEX 35. Tiene una ventana de liquidez para poder reembolsar el fondo sin comisiones el 1 de enero de 2016. Pero en caso de reembolso anticipado en esta ventana, se hará a valor liquidativo del día, por lo que no se garantiza el capital inicial.

En este caso la fórmula de cálculo del valor inicial no depende de la evolución del Ibex durante un día, sino del máximo valor que obtenga durante el mes de agosto de 2013. Hay que tener en cuenta, que ccuanto mayor sea el valor inicial, menores rentabilidades finales obtendremos, dado que éstas se calculan por diferencias. “El valor final será el valor medio diario del índice del día 15/01/2018 y el valor inicial el máximo valor de cierre del índice entre el 30/07/2013 y el 30/08/2013, ambos inclusive”

 

También se comercializan fondos garantizados en los que el rendimiento variable está ligado al comportamiento de una serie de acciones:

LIBERBANK ESPAÑA 4 GARANTIZADO

4 años y dos meses: LIBERBANK, SA garantiza al fondo a fecha final, el 29 de septiembre de 2017, el 104,5% del valor liquidativo a fecha 24 de julio de 2013, con la posibilidad de obtener una rentabilidad adicional en función del valor final  de Telefónica, Iberdrola y Repsol . En este fondo destaca que la rentabilidad mínima es del 4,5% en 4 años y dos meses, lo que supone una TAE mínima del 1,06%.

También limita la rentabilidad máxima a obtener, dado que por cada valor que supere el 30% de rentabilidad, el fondo subirá un 5,5% adicional. Así en total podemos llegar a obtener una rentabilidad máxima del 21% en estos 4 años.

Ventajas y desventajas de los fondos garantizados de rendimiento variable.

  • La garantía solo existe cuando se lanza al mercado el fondo de inversión, es decir, cuando se empieza a comercializar. Posteriormente, la evolución de las inversiones del fondo va determinando un valor liquidativo. Si entramos fuera del periodo inicial, además de no tener la garantía, nuestra la rentabilidad final dependerá del precio que haya en el momento de efectuar la suscripción del fondo y del precio de reembolso.
  • En estos fondos tenemos asegurado el capital inicial.  Aunque en términos nominales no podamos perder dinero, si tenemos en cuenta el efecto de la subida de los precios, que actualmente está en el 2% anual, uando recuperemos nuestro capital inicial, si no hemos obtenido ninguna rentabilidad adicional, nuestros ahorros “valdrán” menos.
  • Se emiten por un importe determinado, por lo que una vez se ha suscrito todo el importe ya no se pueden comprar, salvo que otro inversor venda sus participaciones. En el caso que una emisión tenga éxito y se agote de forma anticipada, lo que suelen hacer las entidades financieras y las gestoras es lanzar otro fondo nuevo de características similares.
  • Son fondos de inversión con liquidez limitada o nula, es decir, no se pueden vender en cualquier momento, solo en las llamadas “ventanas de liquidez” en la que si que se puede reembolsar nuestras participaciones.  Si vendemos en estos peridodos no tenemos asegurada la rentabilidad  y en mucho casos, existe una comisión de reembolso (normalmente un 5%)

Consejos de expertofinanciero.es

Los fondos garantizados de rendimiento variable no son adecuados para inversores que prevean retirar su dinero en un plazo inferior al periodo de garantía teniendo en cuenta además que  “fondos garantizados de rendimiento variable” solo garantizan la rentabilidad si se entra en el periodo de comercialización. Solo debemos entrar en el momento inicial de la comercialización del fondo, solo una parte los ahorros disponibles y que sepamos que no los vamos a necesitar durante todo el periodo de garantía.

Hay que estudiar bien todas las condiciones del fondo en el que queremos invertir, que se recogen en el folleto simplificado, que desde julio 2013 se denomina DFI (Datos Fundamentales para el inversor)

Entre los datos que hay que analizar del Folleto/DFI está:

  • Si está limitada la rentabilidad máxima a obtener,
  • Sobre qué índice o valores se calcula la garantía
  • A qué plazo es la garantía
  • Cómo se hallan los valores liquidativos inicial y final

En el momento actual, en los que la rentabilidad de los depósitos están como  máximo en el 2,25% para plazos fijos superiores a dos años, puede ser un buen momento para plantearnos invertir en este tipo de fondos como alternativa a una parte del dinero que tengamos ahorrado en los depósitos. Siempre teniendo en cuenta las diferencias que tienen con los depósitos bancarios.

También hay que analizar otras posibilidades de inversión en fondos similares a los garantizados de rendimiento variable, pero con algunas diferencias tanto en plazos de inversión como en los riesgos que se asume. Tenemos los Fondos de Rendimiento Fijo (en los que conocemos la rentabilidad a obtener), los Fondos de Gestión Pasiva (la rentabilidad es un objetivo, no está garantizada) y los Fondos de inversión con pago de rentas periódicas (en los que periódicamente recibimos un pago de forma similar al cobro de intereses de los depósitos).

Más artículos sobre fondos de inversión: