La gran ventaja de invertir en todo el mundo. Diversificar globalmente.

Invertir en todo el mundo

Uno de los pilares para tener éxito en nuestras inversiones es la diversificación, de forma que no pongamos todo nuestro dinero en un sólo tipo de inversión. Realmente hay muchos tipos de diversificaciones, las más habituales son por plazo y por riesgo, pero hay muchas más por tipo de producto, por tipo de empresas… y hay una diversificación que es la que ha diferenciado a lo largo del tiempo a los ahorradores e inversores que han tenido éxito de los que no. Vamos a ver en este artículo, la gran ventaja de utilizar la diversificación geográfica, al diversificar globalmente invirtiendo en todo el mundo.

Muchos ahorradores entienden que están diversficando porque en lugar de invertir en una sola acción invierten en varias, como Telefónica, Iberdrola, Santander y Repsol, por ejemplo. Sin embargo todas estas empresas representan a la economía española y forman parte del Ibex 35. Vamos a ver ahora que históricamente invertir siguiendo el IBEX35 no garantiza el éxito a medio y largo plazo. Recordemos que el IBEX35 es un índice bursátil compuesto en cada momento por las 35 empresas de mayor capitalización que cotizan en la bolsa española y que cada tres meses revisa y ajusta su composición.

Pues bien, la cotización máxima del IBEX35 superó los 16.000 puntos en 2007. Recordemos que empezó junio de 2020 en el entorno de los 7.000 puntos. De forma que los que han invertido siguiendo al IBEX35 los últimos años, que son la mayoría de los fondos de inversión y planes de pensiones de renta variable que se ofrecen en las oficinas, están en pérdidas a pesar de llevar unos 10 años invertidos.

Por el contrario, los que hubiesen invertido siguiendo a otros índices nacionales como los de Alemania (DAX) o de Estados Unidos (S&P500), sí que han obtenido importantes revalorizaciones, ya que ambos han ido superando sus máximos históricos los últimos años, por lo que, independientemente del momento en el que empezasen la inversión, los inversores han obtenido beneficios.

¿Qué podemos hacer? La solución es invertir lo más diversificado posible, esto es en todo el mundo.

Todas las previsiones anteriores y posteriores a la crisis del Coronavirus, indican que el crecimiento de la economía española a medio y largo plazo va a ser inferior  a la media del crecimiento mundial. La últimas previsiones indican que el PIB mundial caerá en 2020 un 3% y en 2021 subirá un 5,8% de media, y, paralelamente, nos dicen que el PIB español perderá este año un 8% y subirá el año próximo un 4,3%. A mayores plazos se pone de manifiesto la diferencia el crecimiento entre la economía española y la mundial.

Conociendo estos datos, debemos preguntarnos por qué más de 75% de los ahorros que están en fondos de inversión en España los tenemos invertidos en fondos vinculados únicamente al IBEX35 o a la economía española, según publicó El Economista en 2018.

Cuando algún inversor se aventura a ir más allá, seguramente le van a ofrecer fondos que invierten en Europa, pero tenemos un porcentaje muy pequeño de nuestros ahorros ligados a la economía mundial. Es decir, que estamos vinculando nuestras inversiones a la marcha económica de las economías que crecen menos que la media del crecimiento mundial. La razón puede ser simplemente que son las economías más cercanas a la nuestra y son las opciones que más nos han ofrecido en nuestra oficina bancaria.

Así, si nuestro objetivo es obtener una revalorización de nuestros ahorros a medio y largo plazo, es más aconsejable no depender de la evolución de una economía sino de la evolución del crecimiento mundial y la forma más diversificada a nivel geográfico es precisamente invertir en todo el mundo.

Evolución del IBEX en 2020 y de los índices mundiales

En la siguiente tabla vemos como se han comportado en 2020, de enero a fin de mayo el Ibex 35 y dos indices que representan a las economías mundiales, uno es el MSCI World (que representa a más de las 1.500 empresas más grandes del mundo) y el otro es el S&P, que aunque sea un índice norteamericano, recoge el comportamiento de empresas mundiales como Amazón, Apple, Microsoft o CocaCola:

bolsas en 2020

Vemos claramente que el Ibex es el índice que más ha caído y, además, el que menos ha recuperado.

Pero si vemos el comportamiento en los últimos 2 y 5 años, comprobamos que el Ibex es el índice que se queda más rezagado.

Los datos nos confirman que el crecimiento de la economía mundial nunca se ha detenido, principalmente por el aumento demográfico y por el aumento progresivo y continuo de la población con capacidad económica para consumir, de forma que cada año, millones de personas pueden acceder al agua potable, a comprarse bienes de consumo o incluso, una vivienda, con lo que ello supone para el crecimiento económico. Las empresas que lideran este crecimiento van cambiando, tanto por el sector al que pertenecen como a nivel geográfico, pero el crecimiento de la economía mundial es inexorable.

Sin embargo, este crecimiento no ha sido lineal. Hay épocas en las que los mercados han sufrido descensos provocados por crisis importantes, podemos recordar las dos últimas: la de año 2000/2001 con la crisis de las tecnológicas y el atentado de las Torres Gemelas y la crisis del año 2008 provocada por la quiebra de Lehman Brothers. Ambas crisis supusieron que los mercados tuvieran pérdidas superiores al 40% y, a pesar de ello, podemos decir que los que invirtieron a largo plazo obtuvieron importantes revalorizaciones finales con solo esperar. Los mercados globales SIEMPRE  se han recuperado y además han superado siempre los máximos que habían marcado con anterioridad.

Invirtiendo en la economía global sí que se cumple la teoría de que la renta variable da más rentabilidad que la renta fija y, naturalmente, muy superior a lo que se consigue teniendo el dinero en cuenta o depósitos, evidentemente, siempre que tengamos presente que la renta variable es para inversiones a medio y largo plazo.

¿Sabemos cómo estamos invirtiendo nuestros ahorros?

Para tener éxito en nuestras inversiones no basta sólo en colocar unos ahorros en un determinado producto financiero, ya sea fondo de inversión, plan de ahorro o plan de pensiones, sino que hace falta realizar un seguimiento periódico para ver si se ajusta a nuestra situación y objetivos de cada momento y para analizar su evolución. También debemos saber en qué está invirtiendo y si está o no diversificado. Es una tarea que dedicándole tiempo podemos hacer nosotros mismo, pero ciertamente muy pocos lo hacen.

Desde Expertofinanciero.es, nos ponemos a tu disposición para analizar tus inversiones, sin coste ni compromiso y comprobar si están correctamente alineadas con tus objetivos. Nos puedes enviar un email a ricardovila@expertofinanciero.es o rellenar nuestro formulario de contacto para asesoramiento.

Aquí también puedes ver los artículos más leídos  en expertofinanciero.es

Se el primero en comentar en "La gran ventaja de invertir en todo el mundo. Diversificar globalmente."

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.